Archivos de la Memoria en Chile: Capítulo Osorno.

Compartir

En una nueva conmemoración del Golpe de Estado Cívico Militar del 11 de Septiembre de 1973, nuestro equipo de asambleapopular.cl quiere hacer un pequeño aporte a la memoria de todos aquellos que dieron la vida por la lucha incansable de mejores ideales y que fueron desaparecidos, asesinados y/o torturados por la dictadura del Tirano. Es por lo tanto, qué hacemos integra la difusión del documento emanado por el Museo de la Memoria llamado «Archivos de la Memoria en Chile: Investigación, catastro y recopilación de patrimonio tangible e intangible sobre Derechos Humanos en la Región de los Ríos y Los Lagos».  Capitulo Osorno.

Archivos de la Memoria en Chile es una línea de investigación desarrollada por el área de Colecciones e Investigación del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Su objetivo principal es identificar y recopilar el patrimonio tangible e intangible referido a las violaciones de derechos humanos ocurridas durante la dictadura militar, a su denuncia y defensa en distintas regiones de Chile, para preservarlo, ponerlo en valor y disponerlo al acceso público como un aporte a la reconstrucción de la memoria histórica.

Regiones de los Ríos y los Lagos.

Las provincias de Valdivia, Osorno, Llanquihue, Chiloé y Palena fueron golpeadas por la represión. Según el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (conocido como Informe “Rettig”, considerando las víctimas calificadas en el año 2011) y de la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación (1996) se identificaron 202 casos de detenidos desaparecidos o ejecutados políticos, siendo el sector campesino el más afectado por los hechos violatorios de los derechos fundamentales. Desde el mismo día 11 de septiembre de 1973, las fuerzas armadas tomaron el control de toda la región, designando Jefes de Zona en Estado de Sitio provenientes del Ejército y en el caso de Llanquihue y Chiloé bajo el mando de un Comandante de la Fuerza Aérea. Cabe señalar que fueron los sectores campesinos los que vieron principalmente transgredidos sus derechos, debido al clima social y político proveniente del proceso de reforma agraria.

La prisión política y tortura, en la antes llamada Décima Región, también presenta altas cifras de víctimas calificadas por el informe de la Comisión Nacional de Víctimas de Prisión Política y Tortura (conocido como informe “Valech”), alcanzando más de 2.200 casos. Las detenciones fueron realizadas principalmente por miembros de Carabineros y efectivos del Ejército, aunque también en algunos casos actuaron miembros de la Fuerza Aérea. Desde el mismo año 1973 se puso en funcionamiento dos campos de prisioneros en recintos deportivos, uno en Valdivia y otro en Osorno; en ambos los prisioneros fueron interrogados y torturados.

Se expresa en este mismo informe que entre septiembre de 1973 y el primer trimestre de 1974 fue ocupado militarmente el Complejo Maderero Panguipulli, los detenidos que pasaron por ahí venían principalmente de Neltume, Futrono, Liquiñe y Choshuenco; posteriormente eran trasladados a la Comisaría de Carabineros donde llegaban en muy malas condiciones y eran sometidos a torturas e interrogatorios.

La Comisión logró reunir información relacionada a 131 recintos de detención en esta zona, los que estaban a cargo de Fuerzas Armadas, Carabineros de Chile,  policía de Investigaciones y la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y de la  Central Nacional de Informaciones (CNI), los que eran secretos.

En ambas regiones, principalmente en las ciudades capitales de provincia, funcionaron organismos de defensa de derechos humanos como el Arzobispado, la Comisión Chilena de Derechos Humanos, CODEPU y SERPAJ, entre otros; a la vez existieron expresiones sociales de resistencia como el movimiento estudiantil, las organizaciones femeninas, los grupos de ayuda social apegados a la iglesia católica. Todos quienes ya sea desde una acción profesional o motivados por su rechazo al régimen, hicieron frente a los temores y lograron manifestarse en contra de la dictadura, denunciar las violaciones de los derechos humanos y apoyar a las familias tanto de presos políticos, como de exiliados, retornados y víctimas de detención o ejecución. Actualmente la mayoría de estos organismos ha dejado de funcionar y la documentación histórica que es posible encontrar, se encuentra dispersa principalmente en casas particulares.

Las Agrupaciones de ex presos políticos y de familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos, son la mayoría de los casos, grupos activos hasta el día de hoy, llevando adelante la demanda por verdad y justicia, y realizando actividades de memoria.

Con mucho esfuerzo dentro del contexto de absoluta falta de libertad de expresión, alrededor de la década de los ochenta existieron medios de comunicación que jugaron un rol relevante en la difusión de información sobre la verdad de lo que ocurría en el país y en las distintas localidades de provincias, algunos de ellos con características muy artesanales y otros más consolidados como radios, revistas o periódicos regionales. Estos medios, muchas veces funcionando en clandestinidad o sufriendo amedrentamientos por el tipo de temáticas a las que les daban cabida, cumplieron un rol fundamental para la organización de la resistencia y la difusión de las actividades de organizaciones de derechos humanos.

El rescate de lo vivido en las regiones de Los Ríos y Los Lagos durante la dictadura militar, las historias de vida de quienes se organizaron exponiéndose y haciéndole frente al miedo y la violencia, son hasta hoy relatos poco conocidos que merecen un ejercicio de rescate y valoración que permitan que sea difundido. Los archivos de derechos humanos presentes de manera dispersa en estas regiones, son parte fundamental del patrimonio y memoria histórica del país, por este motivo quienes los han resguardado hasta el día de hoy han tenido la visión del valor histórico de esta documentación. Pero las complejas condiciones climáticas y la cantidad de años que ha transcurrido desde la ocurrencia de los hechos, hacen que el trabajo de recopilación, registros, conservación, preservación y amplia difusión, que lleva a cabo el Museo de la Memoria, tenga un carácter de urgencia.

Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Osorno (AFDD Osorno).

En Osorno se organizó desde un comienzo la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos, primero de manera independiente y luego con el apoyo de la iglesia; hasta el día de hoy se mantienen activos.

“En 1975 nosotros fundamos la Agrupación de Detenidos Desaparecidos, empezamos a reunirnos como un centro de tejido, nos llamábamos “para tejer”, en la Radio La Voz de la Costa, o para tomar once, una vez al mes y éramos más en realidad para juntarnos para fortalecer nuestro vínculo y para seguir buscando (…) nos reuníamos con la esperanza de encontrarlos vivos, por eso decíamos Vivos los llevaron, vivos los queremos”

Entrevista Angélica Gallegos. Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011

La primera presidenta de la AFDD de Osorno fue la Sra. Dina Uribe por largo tiempo, hasta que se fue de la ciudad y quedó la Sra. Rubelinda Carrasco. La mayoría de sus integrantes eran personas del campo y de la costa, las reuniones se hacían, en un comienzo, en los pasillos del Colegio San Mateo de los Jesuitas. Posteriormente no pudieron seguir reuniéndose en este Colegio, ya que era mucha gente la que llegaba a los encuentros de familiares.

Recibieron el apoyo de distintos abogados, entre ellos Oscar Álvarez quien llevó a cabo un proceso en 1978, en éste se presentaron 18 querellas, las que fueron sobreseídas por la Fiscalía Militar.

Departamento Pastoral de Solidaridad (DEPASOL).

Las acciones de defensa que los derechos humanos que hicieron las iglesias y especialmente la Católica en las regiones de Los Ríos y Los Lagos (antes sólo región de Los Lagos), tuvo la estructura de las diócesis y si bien se diferenciaban entre ellas, todas se vinculaban directamente al Comité Pro paz en primera instancia y posteriormente a la Vicaría de la Solidaridad.

Este departamento fue el primer grupo de trabajo de defensa y denuncia de las violaciones de derechos humanos de la iglesia católica en la ciudad de Osorno, formado en 1974 por el Obispo Juan Francisco Valdés Subercaseaux, y patrocinado por el padre Sergio Raizar. El Director ejecutivo de esta institución era el padre Bernardo Werth Wallmeir, quien era el encargado de prestar apoyo directo a las víctimas de la represión ejercida por la dictadura, este trabajo lo desarrollaba en permanente coordinación con la Vicaría de la Solidaridad. Una renombrada funcionaria de este organismo fue Marianela Asenjo.

En palabras de la señora Sara Igor, integrante de la Agrupación de Ejecutados Políticos:

“primero llegó aquí un cura, Bernardo, que ayudó mucho a la gente y también llegó de la Iglesia Luterana (…) y ellos ayudaron mucho a la gente y a muchos porque no tenían alimentación (…) la iglesia siempre se preocupó mucho de nosotros y yo soy una eterna agradecida de eso.”

Entrevista Sara Igor. Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011.

El DEPASOL funcionó en distintos espacios, en sus inicios, en el año 1974, estuvo en la parroquia de Ovejería, luego se trasladó al colegio San Mateo de los Jesuitas y posteriormente se ocupó hasta su cierre en septiembre de 1980 en una casa  ubicada en el sector de Ovejería.

Fundación Radio Escuela para el Desarrollo Rural, Radio la Voz de la Costa (FREDER).

La FUNDACIÓN RADIO ESCUELA PARA EL DESARROLLO RURAL (FREDER), con la radio “La Voz de la Costa” fue fundada el 10 de agosto de 1968, por el Obispo Capuchino Francisco Valdés Subercaseaux con el objetivo de generar un sistema de educación a distancia a través de las ondas radiales que pudiese beneficiar e integrar a las poblaciones rurales costeras de la zona de Osorno.

El presidente histórico y co-fundador de la radio La voz de la Costa fue el Padre Capuchino Winfredo C. Van den Berg, en sus propias palabras esta era la visión que él tenía de este espacio:

“Para mí, La Voz de la Costa ha sido una emisora opositora, contestataria: En los tiempos de Frei (60s), en los de Allende y mucho más en los posteriores 16 años. No sé si es una cosa innata, pero es así. Y esto pasa porque siempre hemos estado del lado de la verdad y al servicio de los intereses populares. Esto nos convierte en un medio de apoyo cuando los planes que benefician al pueblo se cumplen y de denuncia cuando no se cumplen. No es algo que se deba planificar, es parte de su sentido. Lo prioritario es servir a los marginales”

Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011.

Durante la dictadura la Radio La Voz de la Costa fue un espacio permanentemente abierto y disponible para las organizaciones de derechos humanos, y para la gente en general.

“sé que la radio fue la casa de la gente, digamos, perseguida de aquellos años, o sea era la única casa donde ellos podían venir a refugiarse o a pedir consejos o a pedir alguien que los defienda en esos años”

Entrevista Alejandra Díaz. Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011.

Tal como lo señala Alejandra Díaz, funcionaria histórica de la fundación. El compromiso activo de la Radio La Voz de la Costa por la defensa y denuncia de las violaciones de derechos humanos, llevó a que esta fuese víctima de varios ataques y atentados, como por ejemplo la voladura de la antena de transmisiones.

En el marco de esta investigación, La Radio La Voz de la Costa facilitó 26 archivos sonoros del programa radial “Tribuna libre”, conducido por Eugenio Alcaman, y transmitido los días sábados, desde junio a diciembre en el año 1987. El programa tenía por objetivo conversar con algún invitado/a de un tema en específico pero contingente y luego había un espacio para comentar de forma crítica las noticias de la semana.

Coordinadora del Movimiento de Mujeres.

Ya en la década de los ochenta comenzaron a tomar cada vez más forma las organizaciones femeninas, por un lado existió el Movimiento Luz y Fuerza en el sector de Rahue Alto, también estaba presenta el MUDECHI y Mujeres Por la Vida.

En el año 1982 nace el Movimiento de Mujeres de Chile (MUDECHI) y en 1983 durante un acto que reúne a miles de mujeres en el Teatro Caupolicán para promover la democracia y la defensa de los derechos humanos surge Mujeres por la Vida. Ambos movimientos fueron expresión de una lucha de género que tomó lugar durante la dictadura y donde las mujeres lograron abrirse un espacio de denuncia, resistencia y trabajo por el regreso de la democracia;marcado por la creatividad y la valentía de sus integrantes.

El primer acto público se hizo en el Estadio Español, bajo una fuerte vigilancia militar, posteriormente se organizaron más acciones masivas, con apoyo que venía de Santiago y otras regiones, logrando un alto impacto en la ciudadanía.

“fue muy motivador especialmente para el grupo de mujeres, que nos dimos cuenta que éramos capaces de hacer cosas bastante grandes y bueno después de eso, a la calle no más, a la calle a la calle, ya nada más bajo cuatro paredes.”

Entrevista Angélica Gallegos. Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011

Coordinador por los Derechos Humanos.

Aún en dictadura se formó la Agrupación de ex presos políticos de Osorno, la que posteriormente junto con la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos organizaron el Coordinador por los Derechos Humanos.

“fue importante ese momento, porque se le dio una fuerza que no tenía antes el movimiento de derechos humanos acá en Osorno… Se dio a conocer el trabajo nuestro, se dio a conocer aquí en Osorno en una ciudad tan particular como es Osorno, que es muy clasista, muy cerrada, muy marcadamente de derecha, rompimos esos esquemas, salimos a la calle y la gente se dio cuenta que aquí en Osorno también había represión, habían detenidos desaparecidos, habían ejecutados y habían presos políticos y que estábamos vivos y seguíamos caminando. Ese fue el norte de nuestro existir en esos años en dictadura.”

Entrevista Rodolfo Balbontín. Proyecto Archivos de la Memoria en Chile, Los Ríos y Los Lagos 2011

Tuvieron el apoyo de SERPAJ, quienes les facilitaron un lugar físico para reunirse y comenzar a organizarse para salir a la calle, en grupos de 8 a 20 personas salían a manifestarse, en la Plaza Libertad y en el sector de la Estación se hacían murales comunitarios relacionados a la libertad de los presos políticos y a la defensa de los derechos humanos.

Homenajes a quienes ya no están.

Finalmente queremos recordar a dos luchadoras incansables que ya no están entre nosotros, les queremos dar un homenaje, dejando su testimonio a continuación.

En memoria de Adriana Bórquez

La mañana del sábado 20 de julio pasado, falleció Adriana Bórquez Adriazola. Nacida en Osorno el año 1936, profesora, radicada en la ciudad de Talca, Adriana fue una sobreviviente de la detención y tortura en Colonia Dignidad, saliendo posteriormente al exilio en Inglaterra, donde se dedicó a denunciar las violaciones a derechos humanos que estaban ocurriendo en Chile, tarea que mantuvo activa tras su retorno a Chile.

En 1998 publicó su libro Un exilio, en dónde habla sobre su vida y lo que significó para ella vivir alejada de este país, sin tener opción de retornar por un largo tiempo. ¿Cómo llenar ese vacío que dejan las desapariciones?, ¿cómo silenciar el recuerdo de los que alguna vez fueron compañeros de ruta?, son preguntas que Adriana Bórquez trata de responder en esta obra testimonial.

Luego, y en la misma línea, escribiría Colonia Dignidad: La vivimos, la conocimos, para relatar su experiencia mientras fue retenida en el recinto de torturas de la dictadura militar.

En memoria de Sara Igor

Su infancia la vivió en el sector de Quilacahuín junto a sus padres y 12 hermanos, más tarde por estudios y trabajo se traslada a Osorno. Ingresa a la Democracia Cristiana desde los años de su fundación, posteriormente en la década de los 80 se reintegra al trabajo político y organizacional. En la época de la dictadura militar ingresa a la AGRUPACIÓN DE DERECHOS HUMANOS, de la cual fue su presidenta, esta decisión de participar en esta agrupación lo hace debido a que dos de sus seres queridos eran parte del listado de detenidos y desaparecidos, uno de ellos era su hermano que para el año 73 era un joven estudiante. Desde esta organización, pudo acompañar por más de 20 años a muchas mujeres e hijos de detenidos desaparecidos, en su lucha por conocer la verdad y que se haga justicia, por la violación de los derechos humanos.

Sara Igor Spormann, realizó las siguientes actividades vinculadas al mundo social: fue presidenta de la AGRUPACIÓN DE DERECHOS HUMANOS; fue presidenta de la AGRUPACIÓN DE EJECUTADOS, DETENIDOS Y DESAPARECIDOS POLÍTICOS; fue recaudadora voluntaria del HOGAR DE CRISTO por 25 años; además participó como socia colaboradora de la Fundación Betsaida, fue integrante de la AGRUPACIÓN DE MATERNIDAD DEL HOSPITAL BASE DE OSORNO y  fue la presidenta del CLUB DEL ADULTO MAYOR “MONSEÑOR FRANCISCO VALDÉS” de Osorno.

“Mi hijo ya no está, mi hijo ya lo han matado” así recuerda Sara Igor las palabras de su madre a los días de la detención de su hermano Gustavo Igor Sporman, 22 años, estudiante, militante comunista. El año 2011 el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos inició una investigación en las Regiones de Los Ríos y Los Lagos, donde Sara Igor fue una de las entrevistadas en Osorno. Desde el día de la detención de su hermano inició la búsqueda junto a su madre, hasta el 14 de enero de 1974 en que aparece enterrado junto a otros desaparecidos.

Pablo Benavides, Director asambleapopular.cl
Equipo, asambleapopular.cl

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.