¡No hay sequía!, solo moriremos de sed…

¡No hay sequía!, solo moriremos de sed…

Estamos en verano y en nuestros sectores costeros el pueblo a mano de la pobreza vive las consecuencias de la sequía, se redujo la cantidad de agua a suministrar a quienes sufren este impacto medioambiental a 50 miserables litros por persona, que de acuerdo a los estudios de la Organización Mundial de la Salud u OMS, a penas garantizan un nivel de afectación mínimo para la sobrevivencia humana. Sequía ocasionada en gran manera por la sobre explotación de los derechos de aguas de parte de las diferentes industrias relacionadas al mundo agrícola y ganadero, los desvíos de causes naturales para el uso de riegos desproporcionados y que decir de los monocultivos de pinos y eucaliptos.

Según el último informe de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias o ODEPA del año 2018, indica que los cultivos de la Región de los Lagos, se centran en plantaciones forestales, con el 44,3% de dicho total; plantas forrajeras, con 33,8%, y cereales, con 9,7%. Estos tres usos concentran el 87,8% de los suelos de cultivo de la región.

También podemos hablar de el consumo de agua de los cultivos de carácter “Exótico” como lo denomina la industria forestal, Sobre estas: las principales especies corresponden a eucalipto nitens, eucalipto globulus y pino radiata o insigne. Entre ellas representan el 90,8% de la superficie dedicada a plantaciones forestales en la región. El eucalipto se da fundamentalmente en las comunas de Fresia (Provincia de Llanquihue) y Purranque y San Juan de la Costa (Provincia de Osorno). Por su parte, las plantaciones de pino radiata se localizan en un 80% en la provincia de Osorno, fundamentalmente en las comunas de San Juan de la Costa y Río Negro.

Según el Censo Agropecuario del año 2007 realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas o INE, en la Provincia de Osorno existen 630 explotaciones forestales que equivalen a 270 mil hectáreas aprox. Esto quiere decir que corresponden casi al 30% del total de la superficie de la Provincia.

Si el 80% de esa superficie en hectáreas representan la explotación de Pinos y Eucaliptos, se me viene a la cabeza la cantidad de agua por árbol al día que consumen, según aproximaciones generadas por la propia industrial forestal y ratificadas por la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, en promedio un eucalipto y/o pino consumen 20 litros de agua al día, si lo vemos desde el punto de vista de áreas, cada hectárea contiene en promedio unos 1000 arboles, ello implica un consumo 20 mil litros de agua al día o 20 metros cúbicos de consumo de agua al día por hectárea. Multiplicando dicha cifra por 216 mil hectáreas de plantaciones de monocultivos de la Provincia, que estarían consumiendo alrededor de 4,3 millones de metros cúbicos de agua por día.

Si Ud aún no dimensiona las cifras, la Provincia de Osorno actualmente cuenta con una población de 235 mil personas aproximadamente. Si en promedio una persona consume entre 120 a 200 litros de agua diariamente, tenemos un total aproximado  de 32 millones de litros de agua al día. Esto equivale a 32 mil metros cúbicos por día, en otras palabras, con lo que consume la industria forestal en 1 día, se puede abastecer durante 134 días el consumo humano de toda la población de la Provincia de Osorno.

Quizás se pregunte, ¿Por qué San Juan de la Costa y San Pablo, viven la seguía?, la respuesta es simple, porqué concentran el 45% del total de la industrial forestal de la Provincia de Osorno, la cual es dependiente de los monocultivos de pinos y eucaliptos.

La amenaza de las concesiones mineras harán aún más escaso este recurso vital, solo en el año 2014 según el informe de acuerdo de comunidades de pueblos originarios de la provincia con la cámara de diputados, se llevaba registro de 368 concesiones de la explotación minera, con una superficie de 84 mil hectáreas, que equivalen en ese entonces al 9% de la superficie total de la provincia. Quiero decir un territorio que supera en 20 mil hectáreas las dimensiones de la Comuna de San Pablo.

Si, es cierto que lo llené de cifras y datos, pero son necesarios para enfrentar un debate que se viene, no solo porque hay toda un industria detrás que se digna a decirnos que ¡No hay sequía!, ni tampoco porque sea verano, esta no es un columna netamente estacional, sino porque nuestra vida depende de ello.


Pablo Benavides
Director asambleapopular.cl
pablobenavides@asambleapopular.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *